ELÍAS ANTONIO SACA Y LA CORRUPCIÓN DESDE EL ESTADO

ELÍAS ANTONIO SACA Y LA CORRUPCIÓN DESDE EL ESTADO

Di Vicente Flores

Por primera vez en la historia de El Salvador un expresidente de la República viene enjuiciado por corrupto.

Se trata del expresidente Elías Antonio Saca que fuera presidente de la República de El Salvador bajo la bandera del partido ARENA en el periodo 2004-2009.

La Fiscalía General de la República (FGR) demostró que durante su período presidencial extrajo y desvió de la partida presidencial (conocida como partida secreta) $301 millones de dólares para usos personales e impropios, en el transcurso de los cinco años de gobierno.

Por supuesto que para llevar a cabo ese plan contó con la complicidad de algunos de sus más cercanos allegados y colaboradores de confianza de la presidencia que también están siendo juzgados (secretario privado de la presidencia, secretario de comunicaciones de la presidencia, contadores, abogados, etc).

Antonio “Tony Saca” - como es conocido popularmente - además de ser presidente de la República, durante ese ese período era también, por decisión del propio COENA, presidente del COENA; es decir, del Consejo Ejecutivo Nacional del partido ARENA.

Dos años atrás (2016) fue capturado y ha permanecido en la cárcel junto a sus colaboradores cómplices, mientras se organizaba el juicio.

El proceso judicial, que está en curso actualmente , ha puesto en evidencia el mecanismo por medio del cual el presidente o expresidente puede sustraer fondos del Estado de una forma solapada y sin aparente control de las autoridades fiscales del Estado, o en complicidad con ellas. Como dice padre Tojeira de la U.C.A. “[este mecanismo de corrupción] es apenas la punta del iceberg”.

El caso de Tony Saca es emblemático por varias razones. Fue presidente por el Partido Arena durante sus 5 años de gobierno. Según sale de sus declaraciones le otorgó al mismo partido ARENA más de 9 millones y medio de dólares para financiar actividades de campaña electoral (para alcalde y presidente durante el 2008) para las elecciones del 2009.

Como el Partido Arena perdió las elecciones en el 2009, el COENA (y sus financista millonarios) dispusieron alejarlo (expulsarlo) no por corrupto, sino por haber propiciado la derrota electoral y haber permitido una división entre los diputados que posteriormente se convertiría en el partido GANA (Gran Alianza Nacional).

Con esos 301 millones de dólares - según investigaciones de la FGR - construyo una mansión valorada en 8 millones de dólares, compró vehículos de lujos, financió sus empresas radiales y de la familia, pagó sobre sueldos por 5 años a periodistas, abogados, ministros, directores, decenas de personas (se mencionan 52 personas por un total de casi$192 millones en 5 años de gobierno), hasta su esposa recibó un sueldo de $10,00 dólares mensuales. Aparte desde luego de financiar al Partido Arena, también se dio a conocer que entregó dinero a otros partidos: P.C.N (Partido Conciliacíón Nacional), D.C (Democracia Cristiana), D.S. (Democracia Salvadoreña) y al partido GANA.

Ante esta monumental trama de corrupción, la Fiscalía pactó y negoció con los abogados de Tony Saca hacer un juicio breve. Donde Elías Antonio Saca acepta haber desviado y apropiado dinero de la Partida Secreta presidencial para fines personales y de otros, ajenos a la naturaleza de dichos fondos; a cambio, la Fiscalía le reduce la pena que pendía sobre él de 30 años de cárcel a una condena: entre 5 años a máximo 10 años, con beneficio de excarcelación por buena conducta, teniendo que devolver solamente a las arcas del Estado 25 millones de dólares!

Aunque para muchos el hecho de enjuiciar un ex presidente corrupto es una victoria y se puede medir como avance de la justicia salvadoreña, para  muchos otras resulta una especie de burla, pues le está salvando de 30 años de cárcel y salir bien librado devolviendo solo $25 millones de dólares.

Abreviar el juicio significa también no destapar más la olla de corrupción, más de lo que ya se dio a conocer, pues tendrían que declarar muchas más personas y testificar con más detalles y eso podría poner en serios aprietos a muchas más personas, instituciones, bancos, partidos políticos, asociaciones empresariales y sociales, etc. Mejor un juicio corto donde el acusado se declara culpable y se abrevia todo a pocas sesiones de juicio y si es posible a puertas cerradas para que no se sepan muchos detalles de lo que ahí se declara y admite.

Sin embargo y a pesar de todo el cuidado que ha tenido la FGR en no generar tanta noticia alrededor del juicio, se hizo pública una declaración del expresidente Saca, que si había dado al Partido ARENA cerca de 9 millones de dólares para campaña electoral, esto ha provocado que parte de la sociedad civil ya haya solicitado ante el TSE (Tribunal Supremo Electoral) que venga cancelado el partido ARENA por recibir y utilizar fondos provenientes ilegítimamente para campañas electorales; amén, que también se le han puesto demandas ante la FGR para que investigue más a fondo al partido ARENA por lavado de dinero. En un momento muy delicado pues se está a las puertas - en pocos meses - de comenzar oficialmente la campaña para las elecciones presidenciales del febrero 2019.

Este juicio a Tony Saca se le ha vuelto un dolor de cabeza y puesto todo cuesta arriba al partido ARENA.

Como dice una reflexión popular que circula:

”ARENA acusa a ARENA de tener un expresidente que se benefició de ARENA pero que dañó a ARENA con gente de ARENA para salir de ARENA”.

El juicio va a continuar con otros acusados de los actos de corrupción provenientes desde la misma cabeza del Estado; por lo tanto, no es de extrañar y así se espera, que hayan muchas más sorpresas no solo para desentrañar esa red de corrupción que tiene muchas conexiones, sino quizá para iniciar - como sociedad civil - otro gran cambio en el país que regule el propio sistema político económico o que lo cambie, pues la fuente de la corrupción - como está saliendo a luz - está precisamente en el sistema que nos gobierna todos.

San Salvador, agosto 2018

Ultime News